Odontología 2000 le presenta el ABC del Dolor como una guía para el tratamiento del paciente con dolor.

H  
Hiperalgesia. (IASP)

  Respuesta aumentada a un estímulo que normalmente es doloroso.

 Nota: La hiperalgesia refleja un aumento del dolor cuando se aplica un estímulo por encima del umbral. Cuando el dolor es evocado por un estímulo que usualmente no es doloroso, se prefiere el término de alodinia; mientras que el término hiperalgesia se utiliza para los casos en los que se obtiene una respuesta aumentada con un estimulo cercano al umbral, o cuando se aumenta  el umbral, como en las personas con neuropatía. Además hay que reconocer que en  la alodinia el estímulo y la respuesta tienen diferente cualidad, mientras que en la hiperalgesia son del mismo tipo. La evidencia actual sugiere que la hiperalgesia es consecuencia de un trastorno del sistema nociceptivo con sensibilización periférica o central, o ambas, pero es importante distinguir entre lo que es el fenómeno clínico, que es lo que enfatiza la definición, y su interpretación, que podrá cambiar a medida que avance nuestro conocimiento.

(IASP): Asociación Internacional para el estudio del dolor.

Hiperestesia. (IASP)

  Sensibilidad aumentada ante un estímulo, se excluyen  los órganos de los sentidos ( sentidos especiales).

 

Nota: El estímulo y el sitio deberían especificarse. La hiperestesia se puede referir a varias formas de sensibilidad cutánea, incluyendo el tacto y la respuesta a sensaciones térmicas, sin dolor así como con dolor. La palabra se utiliza para indicar tanto la disminución del umbral de respuesta a cualquier estímulo así como un aumento de respuesta a un estímulo que se considera normal.

  Se sugiere el término hiperpatía para el dolor que aparece después de un estímulo que no es normalmente doloroso. La hiperestesia incluye tanto la alodinia como la hiperalgesia, pero se deberían utilizar los términos más apropiados siempre que sea posible.

(IASP): Asociación Internacional para el estudio del dolor.

 

Hiperpatía.(IASP)

  Un síndrome doloroso caracterizado no sólo por una reacción dolorosa anormal a un estímulo, especialmente un estímulo repetitivo, sino además por  un umbral aumentado.

 Nota: Puede acompañar la alodinia, la hiperestesia, la hiperalgesia y la disestesia. Pueden estar presentes la no identificación y localización del estímulo, la demora en la respuesta, una sensación irradiante y una respuesta tardía, y el dolor es a menudo de tipo explosivo. Se ha cambiado esta nota en el sentido de lo específico de la alodinia y la inclusión explicita de la hiperalgesia.

(IASP): Asociación Internacional para el estudio del dolor.

 

Hipoalgesia. (IASP)

  Sensación dolorosa disminuida a un estímulo normalmente doloroso.

 Nota: La hipoalgesia se definió primero como sensibilidad disminuida ante un estímulo nocivo, convirtiéndola en un caso particular  de hipoestesia. Sin embargo, ahora se refiere solamente a la ocurrencia de menor dolor en respuesta a un estímulo que produce dolor.  La hipoestesia comprende la situación en la que la hay disminución de la sensibilidad a un estímulo que es normalmente doloroso.

   Las implicaciones de algunas de las definiciones,  se pueden resumir por conveniencia como sigue:

 Alodinia: umbral disminuido: la calidad de estímulo y respuesta son diferentes.

  • Hiperalgesia: respuesta aumentada: el estímulo y el modo de respuesta son los mismos.
  • Hiperpatía: umbral aumentado: el estímulo y el modo de respuesta puede ser la respuesta aumentada: igual o diferente.
  • Hipoalgesia: umbral aumentado: el estímulo y el modo de respuesta son la misma respuesta disminuida.

Estos datos esenciales de las definiciones no tienen que ser simétricos y no son simétricos en el momento actual.  El umbral disminuido puede ocurrir con la alodinia pero no se requiere. Además, no hay categoría para umbral disminuido y respuesta disminuida, si es que alguna vez se presenta.

(IASP): Asociación Internacional para el Estudio del Dolor.

 

Hipoestesia. (IASP)

  Disminución de la sensibilidad ante un estímulo, se excluyen los órganos de los sentidos ( sentidos especiales).

Nota: se deben especificar el estímulo y el sitio.

(IASP): Asociación Internacional para el Estudio del Dolor.

 

Hipótesis hidrodinámica.

En 1966 M. Bränström propuso que la naturaleza tubular de la dentina permitía el movimiento de líquidos cuando se aplicaba un estímulo, tal movimiento era registrado por las terminales nerviosas que se hallaban en la pulpa y cerca de la dentina. Esta hipótesis ha recibido mucho soporte experimental y morfológico. Según esta hipótesis la alta sensibilidad de la unión dentino-amélica se debe a la ramificación de los odontoblastos al llegar al esmalte. También explica porqué los anestésicos locales no bloquean la “sensibilidad” de la dentina al ser aplicados localmente y porqué se produce dolor al deshidratar la dentina o al colocarle soluciones hipertónicas, los cambios térmicos y cuando se aplica tacto mecánicamente.

Además de la hipótesis hidrodinámica, se han propuesto otras explicaciones para el dolor dentinal: la inervación de la dentina ( lo que está demostrado hasta el tercio interno, a partir de la pulpa ); las corrientes piezo-eléctricas que se generan cuando se frota un material de esa naturaleza como la dentina y que el odontoblasto sea una células receptora. (ver odontoblasto).


Sin embargo, el tema de la sensibilidad dentinal no es tan simple.

  1. Se sabe que muchos, sino todos, los impulsos nociceptivos originados en la pulpa son llevados al ganglio trigeminal por fibras simpáticas aferentes viscerales que dejan la cabeza y llegan a la cuerda espinal por la cadena simpática y los primeros nervios toráxicos ( D Gross, 1974 ).

  2. Dos pacientes con cáncer a quienes se les hizo tractotomía trigeminal y rizotomía del IX y X pares craneanos y de varios nervios cervicales para controlarles el dolor facial, y que al examinarlos demostraban presentar analgesia e hipoalgesia de las zonas de distribución de las ramas del trigémino, no obstante al estimular la pulpa dental tenían respuesta sensorial normal. ( RF Young, 1982 ).

  3. Además la dentina “puede doler” incluso cuando no hay pulpa dental (¡! ) y esto se conoce como dolor por deaferentación y puede ocurrir luego de endodoncia.

  4. Hay dolores dentales referidos de estructuras vecinas o lejanas que nada tienen que ver con movimiento de fluidos en los canalículos dentinarios.


Copyright © Odontologia 2000 | Todos los derechos reservados... Este sitio se ve mejor en Firefox | Diseño y desarrollo: EnTrópico